sábado, 10 de enero de 2009

LA HORA DE FERNANDO DIAZ



Parafraseando a mi colega de EL CASCALLAZO cuando en uno de sus posts señalaba que este año podría ser el año de UPyD, yo añado que este año debería ser, a nivel municipal desde luego, la hora de FERNANDO DIAZ.

No nos engañemos. La representación en nuestro consistorio para los próximos 3 años es la que es. Y por mucho blog creado por parte de UPyD, charlas o revistas locales, quien tiene la sartén por el mango para mantener la tensión y denuncia permanente en nuestra ciudad, ése es el PARTIDO POPULAR DE ALCORCON.

Soy consciente de que la clase política en nuestro país es cuando menos mediocre y egoísta. En Alcorcón sin ir más lejos, lo que realmente demanda el ciudadano, no cuenta. Cuenta lo que demanden sus dirigentes y probablemente con el PP en el poder pudiera pasar algo parecido. Pero la situación es tan preocupante que sinceramente, merece la pena correr el riesgo de que las cosas cambien y sobretodo que cambien las formas. Es sonrojante acudir a los plenos y escuchar cosas graves, muy graves diría yo, relacionadas con el poco respeto al contrario y la cultura democrática de la que presumen algunos (Franco parece ser que sigue gobernando en este país). Y eso, por desgracia para nosotros, siempre proviene del alcalde senador Enrique Cascallana y su equipo de gobierno, especialmente de su lugarteniente Natalia de Andrés.

Como complemento a esto, los simpatizantes que arrastra el PSOE de Alcorcón están siempre muy atentos a lo que sucede en la calle porque no vaya a ser que la gente acceda a información real de lo que se hace con sus impuestos, le dé por pensar y se nos jorobe el chollo. Pues bien, ahí es donde en mi opinión el PP debe echar el resto de aquí a las próximas municipales. Como aperitivo, tenemos unas elecciones europeas en unos meses y sería bueno que el varapalo en las urnas al Sr. Cascallana se empiece a notar ya de una forma clara. Y eso solo se consigue movilizando la calle únicamente. Carteles informativos, ir a los plenos, buzoneo, charlas, etc., debe ser la actuación común si queremos que algo cambie en nuestra ciudad y al menos una nueva clase dirigente esté dispuesta a escuchar al ciudadano.

Creo que como yo, muchos estarán de acuerdo que es la única forma. Si a esto añadimos a LOS VERDES y UPyD, manteniendo la tensión en estos años desde otros ámbitos, el cambio estará garantizado. Ahora bien, ESPERANZA AGUIRRE, como presidenta del PP de Madrid creo que debería apoyar un poco más al PP de Alcorcón y apostar claramente por FERNANDO DIAZ. Aunque tengo mis dudas, por razones que aún desconozco.



3 comentarios:

Pedro dijo...

Amigo del Bastión de Alcorcón:
Esperaza Aguirre ya apostó por Fernando Díaz, al colocarlo, en contra de la mayoría de los afiliados del PP en Alcorcón, como Candidato y Portavoz del partido, por lo tanto, la "independencia política municipal" por parte de Díaz, queda muy al márgen, únicamente tomando las decisiones y posicionándose del lado que mejor le venga a la Presidenta Aguirre. No olvídes que para que esto ocurra, que el PP de Alcorcón sigue encabezado por una gestora con Antonio Beteta al frente. Así queda todo bien atado para la Presidenta.

Es cierto que lo de Cascallana y su séquito clama al cielo. Es,problablemente, el peor Alcalde de la historia de Alcorcón. Pero muchos sóis los que criticáis a Zúñiga aún hoy en día, y parece que olvidáis que Fernando Díaz era parte del Gobierno Municipal de Zúñiga, como Concejal de Urbanismo.

Además, para que un proyecto salga adelante de forma efectia y eficiente, tienes que estar rodeádo de personas con inquietudes y ganas de trabajar. Y hoy por hoy, salvo excepciones como pueden ser Susana Lorenzo y Jose Manuel del Toro, el resto, como dicen los castizos "na de na".

Es cierto que Fernando Díaz tiene mucha más educación y mejores formas (no hay comparación) que Enrique Cascallana. Pero no basta con el talante. Hay que tener muchas cosas más para poder liderar un proyecto de ese calado.
Carisma, preparación, formación, inquietudes políticas, saber hacer y estar, gestionar, en definitiva liderar. Y, siento decir, que no es el caso. Más bien está muy, muy cerca de lo que en un artículo de mi blog llamé el funcionario político. Y eso, precisamente, es de lo que estamos sobrados en Alcorcón, no queremos ni necesitamos los vecinos.

Ojo, esta opinión es personal al cien por cien, y hablo con conocimieto de causa.

Para las próximas elecciones hace falta un cambio. Estoy de acuerdo, pero no deseo que ninguno consiga la mayoría absoluta. Hoy es la única forma de un fortalecimiento democrático en Alcorcón y de hacer reaccionar a algunos políticos de una vez para que se ganen esos ostentosos sueldos que llenan sus bolsillos y dejen de actuar como parásitos políticos en un caso, prepotentes y mal educados políticos en otro, y como meras comparsas políticas en un tercero.

De todas formas, ojalá reaccionara el PP de Alcorcón, pero tengo serias dudas de ello. Simplemente seguirán los pasos que les marque la Aguirre unas veces, y seguirán la estela del Partido Popular a nivel nacional otras.

Al fin y al cabo su dineral lo tienen garantizado.

Un saludo.

El Bastión dijo...

Totalmente de acuerdo en que ningún partido consiga la mayoría absoluta. Pero que eso implique también que se consiga una mayoría fuera del PSOE. Ya se sabe lo bueno que es airear la casa abriendo las ventanas.

Otro cosa. Soy nuevo en Alcorcón pero nadie, y digo nadie, ha sabido decirme algo realmente grave relacionado con Zúñiga que no fuera negarse a cambiar el nombre de la calle Joaquín Vilumbrales por avenida de la Libertad. Eso es patético y habla sobre todo de la propaganda política y la movilización en la calle extraordinaria que siempre lleva a cabo la izquierda.

Y yo como ciudadano, que paga sus impuestos y quiere un retorno directo, apoyaré siempre al dirigente que lo consiga aunque le dé por cambiar el nombre de todas las calles del municipio.

Saludos

Anónimo dijo...

F. Díaz se parece demasiado a Rajoy. Ha palmado 2 eleciones seguidas y es un parásito.

Salvo que UPyD pueda asustar a los populares, el PSOE tiene garantizado el gobierno de la ciudad por muchos años.